Se denomina drenaje linfático manual a la técnica que activa la movilización de líquidos de los tejidos, mejorando estados acumulativos, procurando la mejor captación de estos en el intersticio por los capilares linfáticos y facilitado su transporte a través del sistema.

Las maniobras de drenaje están pensadas y ejecutadas de modo que imitan el funcionamiento del sistema linfático.

Además de ser la principal herramienta para el tratamiento de los edemas, el drenaje benecia en muchos aspectos distintas alteraciones del tejido.

Teniendo en cuenta la acción del drenaje, este cumple un papel muy importante dentro de los siguientes tratamientos:

  • Pre y pos cirugía estética
  • Piernas pesadas, trastornos circulatorios
  • Celulitis
  • Sesiones de relajación etc.

Contáctenos