La cirugía del párpado (conocida técnicamente como blefaroplastia) es un procedimiento que se utiliza para extraer la grasa usualmente al mismo tiempo que exceso de piel y músculo  de los párpados superiores e inferiores. La cirugía puede corregir la separación de los párpados superiores y embolsamiento de la parte inferior de los ojos  los cuales son rasgos que lo pueden hacer verse más viejo y más cansado de lo que usted se siente, algunos pueden incluso interferir con su visión. Sin embargo, este procedimiento no elimina las arrugas o llamadas "patas de gallo", casi no elimina los círculos oscuros por debajo de los ojos ni levanta las cejas caídas. Aunque sí puede ayudar a incrementar el doblez de un párpado superior en ojos de personas Asiáticas, no puede eliminar la evidencias de sus rasgos étnicos o raciales. La blefaroplastia se puede realizar exclusivamente o al mismo tiempo que otros procedimientos quirúrgicos faciales, tal vez como un estiramiento de piel facial o una ritidectomía coronal.

Los Mejores Candidatos Para Cirugía Del Párpado

La blefaroplastia puede mejorar su apariencia y la confianza que tiene en usted mismo, no cambiará necesariamente su apariencia de manera que quede de una forma ideal, ni puede hacer que otra gente lo trate diferente. Antes de decidir hacerse la cirugía piense cuidadosamente en sus expectativas y háblelas con su cirujano.

Los mejores candidatos para la cirugía del párpado son hombres y mujeres quienes están físicamente saludables, son psicológicamente estables y son realistas en sus expectativas. La mayoría de los candidatos tienen 35 años o más, sin embargo, si los párpados caídos son típicos de los rasgos de su familia, podrá decidir someterse a la cirugía del párpado a una edad más temprana.

Hay ciertas condiciones médicas que pueden hacer que la blefaroplastia sea más riesgosa, éstas incluyen problemas de la tiroides tales como el hypertiroidismo y la enfermedad de Graves, problemas de falta de humedad en el ojo o falta de suficiente lagrimeo, alta presión sanguínea u otros trastornos de la circulación, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Una retina desprendida o glucoma también es una razón por la cual hay que tener precaución; verifique con su oftalmólogo antes de hacerse la cirugía.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general incluyen:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Sangrado, coágulos de sangre, infección

Los riesgos de una cirugía de párpados pueden ser:

  • Daño al ojo o pérdida de la visión (infrecuente)
  • Dificultad para cerrar los ojos al dormir (rara vez es permanente)
  • Visión borrosa o doble
  • Hinchazón temporal de los párpados
  • Pequeñas manchas blancas después de que los puntos sean retirados
  • Cicatrización lenta
  • Curación o cicatrización desigual

Los problemas médicos que hacen más riesgosa la blefaroplastia son:

  • Diabetes
  • Ojo reseco o producción insuficiente de lágrimas
  • Cardiopatía o trastornos vasculares
  • Hipertensión arterial u otros trastornos circulatorios
  • Problemas tiroideos tales como hipotiroidismo y enfermedad de Graves